La vida de los que vuelan no cuenta

18 May

Me gustaría que no fuera así, pero es. La vida de los que vuelan no cuenta para nada. Lo que cuenta de verdad es que los negocios sigan funcionando.

El volcán, a finales de marzo de 2010 (Wikipedia foto)

El volcán … (ese, el islandés) echa humo cada dos por tres, y los aviones deben quedarse en tierra más tiempo del que creían. Y eso es malo para la economía: las aerolíneas pierden pasta, las grandes multinacionales tienen a sus ejecutivos en las salas vip de los aeropuertos, los partidos de la oposición de todos los países usan al volcán como muestra de la incompetencia de los gobiernos por gestionar una crisis, el turismo sufre, las bolsas se resienten… Pero claro, es por motivos de seguridad. Ah, espera… ¿”sólo” por motivos de seguridad? ¡Pues entonces tiene fácil arreglo! Cambiemos el concepto “seguridad”, y todos contentos: a partir del martes pasado, según la Autoridad Civil de Aviación del Reino Unido, ¡ya es seguro volar con el doble de ceniza pululando por los cielos!

Dicen que cuando la naturaleza se pone bestia no hay quien la pare. Pero para bestia de verdad, la economía, que a ésta sí que no la para ni dios.

Y yo me pregunto: si algún avión se cae por culpa de esa ceniza, ¿los muertos serán enterrados como héroes por haber dado su vida por la economía internacional? Y otra pregunta: esta entelequia que es la economía internacional, ¿tiene la conciencia en algún lugar concreto, físico y palpable, o sólo puede sobrevivir así de fría e inhumana?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: