Mis bolsillos

20 Dic

No sé zurcir. Mi madre me enseñó, pero yo no aprendí. Aunque razones y ocasiones no me faltaran, no practiqué lo suficiente. “¡No entiendo cómo haces para venir siempre con los bolsillos agujereados!”, se desesperaba mi madre cuando, plancha en mano, descubría esos agujeros en mis sufridos pantalones.

¿Quieres saber cómo lo hacía, mamá?

Mis bolsillos

Por cierto, me he dejado la navaja, pero es que ésta sólo sale del bolsillo en mis momentos McGyver (y éste no era el caso).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: